Análisis de un trabajo de composición en DaVinci Resolve.

Mike Wolf nos deja un excelente ejemplo de composición de Resolve. 

Esto que puede parecer raro hoy en día en programas como Resolve se lleva haciendo años, sobre todo en publicidad insertando las pantallas e imágenes de GPS por ejemplo en el interior de los coches o los típicos carteles publicitarios y todo con Resolve. 

Obviamente a día de hoy tenemos herramientas más potentes de composición que nos permiten mas opciones en cuanto a finalización, pero para ciertos trabajos no es necesario salir de Resolve. 

Resolve 11: Tutorial de Alexis Van Hurkman

Alexis Van Hurkman ha grabado un webinar para la gente de BorisFX sobre la finalización avanzada en Resolve 11 con varios de sus plugins y los de Mocha.

Finalcutprox.guru

Captura de pantalla (4)

La liberación de los dominios con cualquier terminación de las web ha supuesto que muchos dominios tengan distintas terminaciones, unos para bien y otros para mal de lo cutre que queda, aunque el caso de hoy es de los buenos respecto a FCPX y mejora al viejo Finalcutproxuniversity.com aunque el logotipo ese que aparece de la mano es bastante cutre que no te asuste que el contenido de la web está bien.

Os dejo una de las que será una web de referencia en inglés, Finalcutprox.guru y que verás en breve enlazada desde las clásicas webs de FCPX por todos lados. Como pasa en otras ocasiones, muchas de ellas eso de generar contenidos propios brilla por su ausencia y viven de “linkar” información como pollos sin cabeza, pero en este caso es buena información.

Ben Balser, artífice de los mejores tutoriales de FCPX en MacProvideo y reconocido “guru” para unos y “fanboy” para otros de FCPX está detrás de este proyecto que lleva tiempo gestándose en la web y en Facebook. La web esta muy enfocada a la formación, pero seguirá contando con artículos y son clásicas sus revisiones de las novedades de las actualizaciones del software y plugins relacionados con Apple.

El bueno de Ben suele publicar en Facebook la mayoría de artículos enlazados a la web, por lo que es recomendable seguirlo también si eres más de estar por Facebook.

Para estrenar la nueva web, ya había una antigua con buenos artículos, una revisión de las novedades de Logic Pro X que han  sido muchas y muy buenas. Hoy debería quedar abierta para todo el mundo con artículos interesantes.

Ya está subido uno de los primeros vídeos de los tutoriales y abierto a todo el mundo.

Ya sabéis, en castellano las clásicas Finalcutpro.es o FinalCutProKitchen con recursos de forma gratuita todo en castellano y de pago en Motionfx.es. Si además dominas el inglés y quieres conocer a un loco del FCPX, que está todo el día dándole a la pelota para ver como mejorar flujos de trabajo y que puede enseñar este es Ben Balser, un tío que tiene línea directa con Apple y que les genera tanto feedback que Randy Ubillos se tiene que ir a menudo de viaje fuera del país con su pareja para desconectar.

Final Cut Pro X: Beyond the Basics de Tom Wolsky

51dvr4IdUPL

Tom Wolsky, gurú de gurus respecto a Final Cut Pro X, quizás el mejor que hay ahora junto a Ben Balser en cuanto a calidad de sus tutoriales y consejos por la red en la lengua de la pérfida albión. En castellano hay referentes clásicos como los chicos de Finalcutpro.es o los cursos de Jesús de Motionfx.

El bueno de Tom al que podéis ver por los foros de soporte de Apple, exactamente en los subforos de Final Cut y todo lo relacionado con el software de Apple, posee miles de mensajes de ayuda a todos los usuarios que suelen preguntar sus dudas y problemas, además de llevar varios años siendo profesor de FCPX con experiencia profesional en el medio, bastante importante esto último para no acabar completamente desconectado de la realidad del día a día del editor.

fcpxbook_01

El libro que ha llegado a mis manos gracias al propio Tom y su editor en Europa es “Final Cut Pro X: Beyond the Basics” y después de una buena lectura y repaso se puede afirmar que si el inglés no es un problema aquí tienes un buen libro sobre FCPX 10.1.X. Ahora mismo el mejor de todos los libros disponibles, un peldaño por encima del otro libro oficial de Apple que quizás peca de ser demasiado básico ya que está enfocado a la gente que se inicia con el software cambiado radicalmente la propuesta didáctica que hacía Diana Weynand en los anteriores versiones sin dar ejercicios finalizados los cuales se van cimentando en los anteriores.

El libro de Tom Wolsky es bastante mas denso que el libro básico y con tutoriales variados unido a cientos de consejos y otros detalles de lógica de uso del sistema operativo que hacen del libro un producto muy completo y adecuado para aprender FCPX.

Quizás se echa de menos algo más de profundidad en algunos temas como la corrección de color como si pasaba en el libro avanzado de la anterior versión y que sigue siendo toda una joya, pero a día de hoy el libro de Tom viene a suplir en cierta manera esa guía anterior y debido a las numerosas novedades a partir de las últimas actualizaciones de FCPX se hace necesario ir dando un vistazo a los nuevos manuales sobre todo la gente que empieza con el.

El libro cubre todos los aspectos del programa, de los más sencillo a lo mas complejo con ejemplos y material disponible para descargar en la web, incluso se entra en algún detalle de Motion y Compressor en la parte final a modo de introducción.

Por aquí un ejemplo de varios capítulos en Google.

Mike Most comeback!

Captura de pantalla 2014-07-01 a la(s) 01.08.36

Un mítico está de vuelta.

Mike Most después de unirse a Technicolor ha dejado su blog casi dos años sin actualizar pero acaba de escribir que en breve retoma su faceta “escritora” para contar sus experiencias sobre el sector de la corrección de color durante estos años en diversos trabajos por todo el mundo.
En breve seguramente se vean sus post enlazados hasta en la sopa como de costumbre en el mundillo.

No dudéis de añadir su blog a favoritos porque es uno de los pioneros en la red.

Actualización: Justo un día después acaba de publicar CDL 101 (Color Decisión List).

Lightroom Mobile: ¿Una aplicación o un añadido de LR?

LR01

¿Que es Lightroom Mobile?

De primeras, al ver el anuncio de Adobe, te esperas un programa en sí mismo que te permita catalogar y revelar todos tus archivos fotográficos (archivos raw en general) vengan de dónde vengan, pero no, en esta primera versión hay detalles que hacen que aunque la idea y aplicación sean buenas (el motor de revelado que han portado para la versión del ipad está realmente bien) te deje cierto sabor agridulce con algunos detalles que parecen que no esté completa la aplicación. De todos modos creo que esto es momentáneo y un problema muy común de juventud (que se lo digan a Apple…) ya que es la primera versión de la aplicación y seguro que seguirá creciendo hasta convertirse en el complemento perfecto del “standard” de facto que es la versión de Lightroom de escritorio. La versión de una “app” para un dispositivo móvil creo que además de un posible “add-on” de la versión de escritorio como es en este caso, debe ser una aplicación completa en sí misma y de momento “LR mobile” está más enfocada como un complemento de la versión de escritorio si realmente la quieres exprimir.

la foto 2

Pongámonos en situación:

A partir de la versión 5.4 de escritorio de Lightroom, el programa de Adobe de catalogación de archivos fotográficos y revelado entre otras mucha opciones usado por la mayoría a día de hoy, se establece una capacidad de sincronización de colecciones con la versión “móvil”. Adobe ha lanzado una aplicación gratuita de LR, la versión “mobile”, en la cual podemos ver nuestras fotos de la colección de un catálogo que hayamos decidido sincronizar con LR Mobile desde nuestra versión de escritorio. Esto se consigue a través de la misma red wifi, con lo cual las colecciones que queramos de la versión de escritorio se sincronizan con la aplicación del iPad y nos deja introducir un metadato (foto seleccionada, rechazada o sin marcar), revelar la fotografía con los ajustes básicos, compartir, recortar, aplicar un efecto o “look”… y todos los ajustes que hagamos en la versión “mobile” se reflejarán más tarde en la versión de escritorio al estar sincronizadas.

Todo esto me parece una gran idea, pues supone un plus para los suscriptores de Lightroom en la opción de Creative Cloud de Adobe, que de hecho tiene una buena oferta de 12€ al mes por el combo de Photoshop más Lightroom. Lo malo es que a todos los que tenemos la licencia “perpetua” nos deja fuera. No estaría mal que haya la opción de pagar la aplicación para la gente con licencia permanente y gratis para CC por ejemplo. Pero la idea es que puedas tranquilamente revelar tus fotos y seguír editando en cualquier lugar tus fotos sin tener que estar en tu ordenador. Hasta aquí perfecto, me parece una buena opción poder llevarme mis fotos de la versión de escritorio para editarlas en cualquier lugar.

la foto 3

Por otro lado la aplicación si no tienes una subscripción a creative cloud de Adobe reduce mucho su utilidad para mi a día de hoy, ya que sólo puedes incorporar las fotografías desde las colecciones que sincronices desde la versión de escritorio de LR si estas subscrito a CC, si no sólo podrás  incorporar las fotos jpg que tengas en tu biblioteca del iPad.

Aquí es cuando empiezan los problemas para mi, con las opciones de importación. Tanto con subscripción como sin ella te obliga a pasar por el ordenador siempre si lo que quieres es importar las fotos desde tu cámara (obviamente las fotos que haces con tu iPad o iPhone se pueden importar directamente) y esto me parece un error. Una de las ventajas del iPad es justo eso, que puede darte una inmediatez que con un portátil no consigues, ya que es fácil llevarlo encima con la cámara. Por ejemplo puedes importar los raw a modo de copia de seguridad desde tu cámara (como ya se puede hacer en iOS) dar un vistazo a los “brutos” y poder enviar directamente un jpg desde esa “app” al periódico si hubiera mucha necesidad con cubrir ese evento para la web del periódico.

En el iPad hay la opción mediante conexión USB de guardar tus archivos RAW en el iPad conectando tu cámara directamente con el adaptador USB o si es una tarjeta SD usar el lector de tarjetas SD que también hay. Los raw se importan directamente en tu biblioteca en un evento con la fecha de creación y puedes ver los raw (se ve la previsualización del jpg embebido en el raw, espero que esto cambie en el futuro) etiquetarlos, editar las previsualizaciones jpg, exportar un jpg a máxima resolución (aunque sea con la lacra de previsualziar el jpg “embebido” en el raw”) todo mediante iPhoto y la biblioteca de fotos, por eso cuando ví que Adobe sacaba una versión de LR para el iPad me llevé una enorme alegría, ya que creía que sería una app en sí misma de archivo y revelado de fotografías y como está configurada en esta primera versión es más un añadido del LR de escritorio y/o una aplicación para un fotógrafo que quiera usar sólo la cámara propia del dispositivo móvil, pero el usuario común de una cámara fotográfica vera frustradas sus opciones de importar las fotografías al iPad para revelar en Lightroom mobile, pues deberá pasar antes por la versión de escritorio.

Me explico. Por un lado la opción de creative cloud para sincronizar tus fotos te obliga a pasar por la versión de escritorio ANTES que por la versión del iPad cuando lo lógico es que importes tus fotos en la versión Mobile del iPad, hagas una selección y algún que otro revelado y más tarde cuando llegas al estudio ya sincronices todo o se importen los nuevos archivos a la versión de escritorio y no al contrario. El iPad, móvil o tableta es el dispositivo que vas a llevar por ahí junto con la cámara y no al revés.

La otra opción de revelar las fotos de la biblioteca del dispositivo móvil está bien lógicamente, pero no creo que el publico potencial que usa LR de escritorio o está suscrito a CC de Adobe sea un público que vaya a exprimir sólo la opción de revelar sus fotos del dispositivo móvil o se vaya a revelar los raw que ya tiene en su Mac o PC teniendo más ventajas de potencia, exportación, monitor etc. La opción de importar fotos desde un dispositivo USB en el iPad para mí sería un acierto y lo ideal, ya que lo que quiero en LR mobile es tener la inmediatez que te da el iPad para ver el material en el lugar de trabajo y seguir en el estudio o el periódico con toda la potencia y opciones de la versión para Mac o PC.

Captura de pantalla 2014-04-12 a la(s) 19.39.18

Si pulsamos con dos dedos sobre la miniatura de la colección pasamos por las tres opciones de visualización de los metadatos de esa colección.

¿Que nos ofrece Lightroom Mobile? Mucho sobre todo en cuanto a ajustes de revelado básicos. Adobe ha hecho un buen trabajo dando mayor protagonismo a sus “smart previews”, aunque hay que mejorar el tamaño de previsualización y exportación, ya que 2560px del lado largo es muy poco a día de hoy. A pesar de lo escrito LR mobile es una aplicación que apunta muy buenas maneras.

El interface de LR Mobile es muy sencillo e intuitivo. No llega a los detalles en edición de iPhoto con ajustes locales o el interface de iPhoto que además de los “sliders” y controladores tradicionales puedes pulsar sobre una zona de la foto y te aparece el parámetro a modificar, al que sólo con desplazar el dedo en cualquier de las 4 direcciones modificas un parámetro u otro, pero la propuesta de Adobe le sigue muy de cerca en algunos aspectos de la edición y en otros la supera. No es mejor ni peor, si no diferente y tiene soluciones bastante interesantes para editar de una manera muy rápida una vez se aprenden los 4 o 5 gestos genéricos que son comunes en varias pestañas, todo un acierto.

Una vez entras dentro de una colección que has creado en LR mobile o sincronizado desde la versión de escritorio y seleccionas una foto tienes 4 pestañas principales. Una con un “filmstrip” de fotos inferior para catalogar con el metadato de seleccionada o rechazada con sólo mover un dedo hacía arriba o abajo sobre la foto. Otra pestaña de revelado de ajustes genéricos, que afectan a toda la imagen y es lo mejor de toda la aplicación, de diez por parte de Adobe. Una tercera pestaña de “presets”, los clásicos looks de LR y algunos ajustes para corregir posibles errores y una última pestaña para recortar la imagen a otro formato con diversas plantillas y ajustes.

la foto 2-3

Si pulsas con tres dedos la pantalla en la foto verás el “antes” de la foto, al quitar los dedos volvemos a la foto en su estado de edición actual.

En las tres primeras pestañas (etiquetado, revelado y looks) al pulsar con dos dedos sobre una foto pasaremos por el ciclo de vistas de la información y el histograma para ver ambos sobre la foto, uno de ellos o ninguno.

Dónde LR mobile es el rey es en la previsualización del archivo raw. ¿Como consigue Adobe que se vean los RAW en el iPad? Tiene que ver con las previsualizaciones inteligentes incorporadas recientemente a LR, las “smart preview”. Estas previsualizaciones son archivos DNG con pérdida de información “no necesaria” que hacen que tengas a tu alcance poder recuperar luces o cambiar el balance de blancos con una precisión pasmosa pero un archivo mucho menos pesado. Es como si fueran unos “proxies”, archivos a menos resolución y tamaño para hacer que las bibliotecas y edición sea más rápida y ágil. El punto fuerte es que se aligera mucho el peso de un catálogo o colección. Lo malo en la versión mobile es el tamaño de estas previsualiaciones, que sólo son de 2560px por el lado largo como máximo. Esto no es malo en sí mismo, si no fuera porque cuando editas en el iPad y quieres exportar en edición offline sólo se exporta un archivo a 2560px con máximo por lado largo. Uno de los puntos que menos me gustan.

la foto 4-1

Si queremos editar nuestra colección “Offline” solo debemos pulsar en las opciones del catálogo activar, se crearan las “smart preview” de las fotos de esa colección para cuando no estemos “Online” con nuestra versión de escritorio.

Captura de pantalla 2014-04-12 a la(s) 20.00.45

Cuando activamos la edición “offline” se crearan los “smart preview” (archivos DNG) de esos raw y aunque ocupan algo de espacio, las “smart previews” pueden reducir el tamaño de una biblioteca o colección a un 5% del tamaño original de lo que ocupan esos archivos raw, está claro que Adobe estaba pensando en bibliotecas y archivos que van a estar cambiando de ubicación constantemente, es una opción muy interesante para llevar tu trabajo a todas partes.

En cuanto a los metadatos podemos modificar el parámetro de marcar o rechazar la foto con un simple gesto, muy rápido y útil en la primera pestaña de previsualización para luego, con los filtros de la colección, quedarte sólo con el material marcado de cara al revelado.

Captura de pantalla 2014-04-12 a la(s) 20.07.15

Nada más seleccionar una colección veremos todas las miniaturas. Si pulsamos con un toque de dos dedos sobre cualquier fotos iremos variando por las tres vistas de metadatos mediante iconos sobre las miniaturas como se ve en la captura superior con dos de las opciones sobreimpresionadas en las miniaturas. Una vez seleccionamos una foto vemos las 4 pestañas principales.

la foto 3-2

En las tres primeras pestañas al pulsar con dos dedos sobre una foto variamos la información que aparece de metadatos e histograma, y si pulsamos con uno sólo en el marco de la foto podemos eliminar los elementos del interface y dejar sólo la fotografía en pantalla. También en todas las pestañas excepto en la de recorte si pulsamos con un dedo sobre la foto y lo deslazamos arriba o abajo marcamos o rechazamos la foto.

Dónde más “jugo” se saca a la aplicación es en la segunda pestaña, la de revelado. Además de lo anteriormente dicho tenemos los ajustes básicos de LR para modificar a nuestro antojo.

Unos cuantos trucos para la pestaña de revelado:

-Si pulsamos dos veces sobre el recuadro del parámetro a modificar lo “reseteamos”.

-Si pulsamos con un dedo fuera de la foto, por el marco eliminamos todos los parámetros del interface y veremos sólo el “slider” del parámetro seleccionado (imagen superior).

-En LR hay un atajo de teclado que nos permite ver mediante un código de colores a la vez que modificamos un parámetro los canales que están quemados o negros empastados. En LR Mobile si pulsamos con dos dedos sobre el slider de los ajustes de exposición, altas luces, sombras, blancos y negros veremos como la imagen cambia para mostrar que información está quemada o empastada (según el ajuste seleccionado) y se va modificando a medida que variamos esa opción. No hay que mover el slider con dos dedos, solo con pulsar con dos dedos la visualización se bloquea y ya podemos mover el slider con un dedo normalmente.

la foto 4-2

Respecto a la pestaña de los presets o looks no tiene más misterio. Diferentes looks, efectos y presets para aplicar a nuestras fotos. Unos looks nos hacen un “reset” de nuestro revelado y otros efectos se añaden a lo que ya tengamos ajustado.

la foto 2-2

En la última pestaña podemos variar el formato del recorte de la foto con diversos ajustes de relación de aspecto, respetar el formato original, girar la foto de manera manual, girar 90° o recorte libre si queremos. Como truco si pulsamos con dos dedos sobre la foto variamos la previsualición de las guías de recorte entre tres opciones (tercios, cuadrícula…). No hay tantas opciones como la versión de escritorio pero es un buen comienzo.

Captura de pantalla 2014-04-12 a la(s) 20.27.18

Por último están las opciones de compartir las fotos, copiar, añadir fotos de la biblioteca del móvil a esa colección y una opción de presentación mediante un pase de diapositivas. Es muy sencilla y básica en cuanto a opciones, en este caso en iPhoto están más elaboradas en la versión móvil pero cumple su función para poder hacer una presentación.

la foto 1-3

Diferentes opciones de filtrado de las fotos y de ordenación de la colección. Al ser la primera versión está todo algo verde aún en cuanto a filtros, y no hay la opción de aplicar colores o una puntuación a las fotos. En cuanto a los metadatos se pueden visualizar los que estén aplicados pero no se pueden ni introducir ni modificar más texto en la información de los metadatos ni añadir más campos. En futuras versiones se irán incorporando todas estas funciones del hermano mayor supongo, ya que ahora es poco menos que testimonial el tema del “metadata”.

Otro detalle a tener en cuentas es que esta versión sólo se sincroniza con un catálogo, en cuanto sincronices con otro de la versión de escritorio el anterior catálogo es borrado. La aplicación te avisa si quieres borrar lo anterior para incorporar el nuevo.

En definitiva el camino abierto por aplicaciones como iPhoto o este propio Lightroom mobile hacen que la edición en dispositivos móviles como una tableta o móvil sea cada vez más una realidad y no algo utópico como hasta hace bien poco. La ventaja de los dispositivos móviles es justo eso, que están con nosotros en todas partes y para una gran mayoría con el tiempo reemplazarán al PC de escritorio en parte o pueden suponer un paso intermedio hasta llegar al Mac o PC para hacer ajustes básicos y compartir fotos ya que no da ninguna pereza al usuario común usar estos aparatos. De hecho en prensa que la inmediatez es algo primordial muchas veces, el poder revelar o enviar un jpg desde una aplicación como Lightroom lo veo imbatible respecto al típico portátil que te acaba por reventar la espalda con los años, ya que el peso del equipo es uno de los grandes handicaps en muchas ocasiones que hacen que cámaras y portátiles se queden en casa.

La aplicación de Lightroom Mobile me parece un muy buen paso adelante, aunque como digo deja cierto sabor agridulce de que te falta algo cuando quieres usarla en el día a día. La política de Adobe con Creative Cloud cada vez se ve más clara y el que no esté subscrito a CC se va a quedar fuera de todas las novedades, que ese es otro tema, ya que creo que hay gente que lo aman y odian a partes iguales.

El día que el programa sea una aplicación del iPad “en sí misma” para revelar las fotos de tu cámara sin tener que pasar sí o sí por la versión de escritorio será un gran paso adelante para mi, pues el motor de revelado es realmente potente para ser un dispositivo móvil y es alucinante el trabajo que ha hecho Adobe pasando el motor de revelado de LR a un dispositivo móvil (aunque sean archivos raw convertidos a dng en este caso), unido a que las previsualizaciones y exportaciones puedan ser a mayor tamaño. Si quieres una buena aplicación para tratar las fotos que haces con tu iPad o iPhone ni lo dudes o si quieres llevarte unas previews de tus raws que ya tienes en tu mac para editar por ahí o hacer alguna presentación también funciona a la perfección, otra cosa es que quieras tratar las fotos de tu cámara sin tener que pasar por un Mac o PC.

Artículo escrito para www.zerounos.com
© Miguel Cobo 2014

Final Cut Pro X 10.1: Más que una actualización.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 13.11.05

Ya lleva tiempo disponible la actualización de Final Cut Pro X a la versión 10.1. De hecho ya tenemos la versión 10.1.1 (con mejoras de estabilidad y corrección de fallos) y también hay “rumores” de la beta de una nueva actualización, aunque esto lo dejamos para otro día.

Esta actualización a la versión 10.1.x después de estos meses se ha mostrado muy estable y podemos decir que el programa empieza a madurar a pesar de la infancia tan dura que ha tenido FCPX.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.44.47

Bibliotecas:

El mayor cambio y novedades en esta actualización se ha dado en las Bibliotecas y la forma de gestionar los eventos y proyectos, algo que se pedía con insistencia a Apple.

Antes la gestión se hacía en la carpeta de “Películas” en la cual se guardaban en dos carpetas independientes los proyectos y los eventos. Ahora los proyectos se guardan junto con los eventos a los que corresponden y estos a su vez en un “contendor” cerrado denominado “Biblioteca” (al que si quieres puedes acceder) al estilo de Aperture que engloba todo. Si accedes a la “Biblioteca” verás los archivos de los proyectos, de los eventos, las carpetas con el material original o los “alias”, del transcodificado, renders o del material analizado para el balance de blancos por citar algunos.

Con esto ahora hay tres “contenedores” principales (biblioteca, eventos y clips) dentro de FCPX. La “Biblioteca” está pensada para guardar todos los proyectos y eventos con su material o “alias” (clips de video, audio, gráficos…) sea cual sea la capacidad necesaria del proyecto y puede ser almacenada en cualquier disco, tanto interno como externo o una SAN para dar acceso a todos los editores. Es muy recomendable crear una Biblioteca por proyecto (aunque nada te impide en guardar todos los proyectos y eventos que quieras en una sola Biblioteca como antes) ya que el rendimiento de FCPX mejora contra menos bibliotecas se tengan abiertas a la vez, porque otra novedad es que ahora se pueden abrir y cerrar todas las bibliotecas que desees a la vez. Puedes dejar sólo una Biblioteca activa o varias, enviar a otro disco etc, dotando de una mayor “portabilidad” todos los proyectos y eventos que tengas en FCPX.

Hay que recordar que antes estaba el “Project Library” para gestionar los proyectos, con lo que había una duplicidad a la hora de gestionar los proyectos por un lado y los eventos por otro. Ahora se ha eliminado la gestión de “Project Library” de un plumazo, pasando a archivar los eventos y proyectos en una misma “Biblioteca”, que pasa a ser la referencia de archivo a la hora de manejar nuestros proyectos, material y copias de seguridad.

Library Open

  • Una nueva opción cuando abres la aplicación. Si mantienes pulsado la tecla “opción” mientras pulsas sobre el icono de FCPX para abrir la aplicación ya sea en “Finder”, el “Dock” o el “Launchpad” aparece una ventana que nos deja seleccionar, buscar o crear una nueva biblioteca. Como ocurre en anteriores versiones tiene que haber por lo menos una “Biblioteca” siempre activa para funcionar.

Ahora las “bibliotecas” pueden ubicarse en cualquier directorio, carpeta…. ya que las nuevas “bibliotecas” nos permiten seleccionar cualquier dispositivo a nuestro alcance y guardar todo en el, ya sea en carpetas, otros volúmenes, discos externos o incluso una tarjeta de memoria para llevarnos una librería del rodaje al estudio en un momento dado.

Una característica bastante importante que ha variado respecto a la “anterior biblioteca” es el formato del disco en el que vamos archivar o crear esa “biblioteca”. Antes era un requisito que el disco duro tuviera formato Mac OS, ahora los discos pueden ir formateados en Fat32, EXFat o almacenarse en una SAN. Otro detalle que ha variado respecto a la versión 10.0.9 de FCPX es la posibilidad de desmontar una unidad de disco con “bibliotecas” archivadas si no están en uso. Es decir, si no hay ninguna “biblioteca” activa en FCPX de ese volumen podemos desmontar tranquilamente esa unidad de disco del sistema operativo, mientras que si hay alguna “biblioteca” activa en FCPX seguirá ocurriendo como en anteriores versiones y no podremos desmontar esa unidad de disco del sistema operativo porque FCPX lo está usando.

  • Entre las numerosas novedades de las “Bibliotecas” hay una nueva opción de copiar proyectos a una nueva biblioteca (con todo su media) o los “BackUp” de los proyectos que podemos escoger el directorio de “guardado” en las preferencias.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.46.12

Duplicar Proyectos como Captura (Snapshot):

Una de las novedades más potentes para mi gusto es la opción de duplicar proyectos como “Snapshot” o “Captura” (vaya con algunos detalles de la traducción al castellano que es otra de las novedades de FCPX).

Con esta nueva opción de duplicar proyectos como captura creamos una nueva versión de nuestro proyecto. Con esta opción no se duplica nada del material original del evento, sólo es una copia del proyecto, como si congeláramos ese momento del proyecto que queremos mantener.

La diferencia entre usar con “Captura” o sin ella duplicando el proyecto radica en el uso de los “Compound Clips” o multicámara. Mientras que duplicar es una copia “viva” del proyecto que actualiza y modifica los cambios en los compound clips o multicámara en otros proyectos, en duplicar como “Snapshot” estos cambios no se ven reflejados.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.47.07

Nuevas opciones y detalles:

Hay numerosas opciones y detalles que han sufrido modificaciones.

Las opciones del proyecto han sufrido una variación en cuanto a la resolución. Además de los “presets” habituales de resolución y formatos ahora podemos crear un proyecto con la resolución que nos apetezca. En el tema del “frame rate” sigue ceñido a los estándares de televisión y si eliges una resolución a tu antojo sólo puedes seleccionar entre los distintos estándares de frame rate hasta 60 cuadros por segundo en progresivo.

A nivel de edición hay la nueva opción “Replace to fit” (Reemplazar con “Reprogramar para ajustar”) que nos modifica la velocidad del clip (acelera o ralentiza) para ajustarse al hueco del clip que va a reemplazar en la línea de tiempo.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.56.10

Las opciones de visualización de material optimizado o proxy han tenido mudanza y han pasado de las preferencias a las opciones del visor y al nivel del interface se puede cerrar el navegador de clips y bibliotecas, con lo que puedes dejar la pantalla mucho más acorde para otros espacios de trabajo del proyecto como son la corrección de color, la edición, el audio…

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 13.06.37

En cuanto al diseño del interface de usuario no hay grandes novedades excepto iconos y detalles pulidos en miniaturas, botones y sus contornos o accesos directos a nuevas opciones… una novedad se encuentra en la línea de tiempo con el icono de la pequeña “bola” que se sitúa sobre el clip activo del inspector.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.48.11

En FCPX la línea de reproducción (“playhead”) nos selecciona de manera automática el clip del inspector. Esto es muy cómodo y útil cuando haces correcciones de color o cualquier tipo de ajuste en el inspector, pero cuando hay varios clips superpuestos o archivos con capas puede haber una confusión de que clip se tiene seleccionado de forma automática. Con este pequeño “círculo” se ve enseguida el clip activo de entre todos los que estén en la línea de tiempo superpuestos.

Las opciones de variación de tiempo también han sufrido grandes mejoras con la nueva opción de transiciones de velocidad o poder seleccionar la variación de forma manual entre otras tantas que dan lugar a un artículo para ellas solas.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.43.37

Hay más detalles a nivel visual como la marca del material usado en el navegador de clips. Ahora veremos una línea naranja en el material usado.

Captura de pantalla 2014-03-24 a la(s) 12.57.59

Después de mucho tiempo pidiendo el castellano como opción en la aplicación Apple se ha decidido a traducir FCPX (aunque algunos tecnicismos de la traducción flojean en esta primera versión en castellano). Era “vox populi” por varios foros que el castellano era una nueva opción de FCPX. Uno de los grandes requisitos de muchos usuarios durante años se ve cumplido con esta traducción.

Busquen las diferencias… a parte de las lógicas del idioma si has buscado bien verás que ya no hay “keyframes” en los parámetros del texto…

keyframes

A nivel de rendimiento la mejora para adaptarse a las dos GPU del nuevo Mac Pro y trae importantes mejoras sobre todo en proyectos largos, aunque esto merece un artículo que espero poder escribir más adelante.

Al final hay muchas novedades que se quedan por citar: FXPlug 3 (va a suponer una mejora importante a nivel de plugins y todo el ecosistema de FCPX), “Inertia Cam”, mejoras en el XML, soporte para archivos MTS y Mt2S, metadatos de orientación vertical u horizontal, indicadores del material usado, selección de varios “keyframes” y edición, mejora del rendimiento, poder separar el audio en los clips multicámara (antes sólo se podía expandir)… pero han sido tantas novedades que no dejas ni un día de descubrir nuevos detalles.

FCPX 10.1: Ver el “antes y después” en tus correcciones de color

FCPXbeforeafter

Cuando corriges el color en FCPX hay numerosos atajos de teclado que puedes configurar y te hacen la vida más fácil. Uno de ellos es la posibilidad de activar y desactivar la corrección de color hecha en la “Color Board” para ver el antes y el después de esa corrección de color.

Yo uso el atajo “ctrl+Q”, otros usan los atajos de Apple Color…  con este atajo configurado puedes ver el “antes y después” de tu corrección de color en el visor, algo bastante útil y que se usa mucho. ¿Lo malo de usar este atajo? Pues que el atajo desactiva todas las correcciones de la “Color Board”a la vez, no sólo una o la seleccionada por ejemplo y estaría bien que hubiera también esa opción de configuración con otro atajo de teclado. Ya se ha pedido a Apple para futuras actualizaciones, que añada la opción de poder desactivar sólo una corrección de color de la “Color Board” con un atajo de teclado o un sólo panel (en vez de los tres a la vez de la “Color Board”).

Para desactivar las correcciones de color de forma individual cuando tenemos varias correcciones aplicadas, y poder ver el “antes y el después” de esa corrección, debemos ir al “Inspector” y seleccionar el recuadro azul que hay junto a cada corrección que nos indica si está activa o no (como vemos en la imagen inferior con 3 correcciones activas). ¿Lo malo de tener que ir al “Inspector” a seleccionar el recuadro manualmente? Que no es nada dinámico ni práctico, ya que esto evita justo ese golpe visual y referencia del visor del cual no apartas la vista cuando usas el atajo de teclado para activar o desactivar ese efecto o corrección.

ColorBoard

Hay otra forma para ver el “antes y el después” con los dos visores de FCPX activados.

A partir de la actualización en la que apareció el visor de eventos podemos usar este truco con una corrección de color de cualquier clip de la línea de tiempo.

Como ya sabemos hay un visor de eventos que nos muestra el material original del evento que podemos usar en nuestros proyectos. Así que con cualquier clip en la línea de tiempo al que hayamos hecho nuestros ajustes en la “Color Board” sólo hay pulsar “Shift+F”. Con este atajo se muestra el mismo frame del clip seleccionado por la línea de reproducción en la línea de tiempo en nuestro visor del navegador de eventos. Ya podemos comparar tanto el original que veremos en el visor de eventos como el corregido cada uno con sus monitores de forma de onda.

Ya tenéis dos formas de poder ver “el antes y el después” de tus correcciones de color en FCPX de forma rápida con un par atajos de teclado con un sólo visor o con los dos.

 

FCPX 10.1: Mitos y leyendas…

Portada

FCPX va madurando a un ritmo constante, con un buen número de actualizaciones cada pocos meses que añaden numerosas opciones y corrigen fallos, con una frecuencia de actualización que nunca se vio antes con Final Cut Studio.
Después de la última gran actualización la versión 10.1.x con mejoras a todos los niveles del programa ha supuesto un pequeño “boom”, mejorando la percepción del publico general y especialistas. Cada vez hay más gente usando y trabajando con FCPX, de hecho ya hay amigos trabajando con FCPX por la NBC, alguna que otra película, cortos, Univisión en Nueva York, en teles locales, en “La 2” ya he visto algún programa editado con efectos de FCPX… además de pequeñas productoras y no tan pequeñas, “freelances”, periodistas y fotógrafos… Estos dos últimos por ejemplo están adoptando en gran número el editor de Apple para noticias y contenidos web y una vez lo dominan todos alaban su rapidez.

En cursos de formación ya sea en escuelas, asociaciones de la prensa, TVs locales, productoras… la mayoría una vez conocen de lo que es capaz FCPX acaban muy contentos y sorprendidos y gusta más o menos, pero es habitual encontrarme algunas personas que tienen unos prejuicios e ideas preconcebidas de lo que es y puede o no hacer FCPX y mucha de esa información errónea o incompleta en muchos casos es fomentada por la “red” o por lo que haya dicho el “gurú” de turno que en ocasiones son datos erróneos o verdades a medias.

¿Como pasar de esto…?

Inicio

…a esto.

Final

Con unos cuantos atajos de teclado… 10 exactamente (aunque en el interface tienes el botón o menú correspondiente). Tranquilo, no hacen falta saber 10-12 atajos de teclado (depende de si ocultas el visor de eventos antes o después) para trabajar cómodamente con FCPX y modificar el espacio de trabajo. A pesar de no poseer un “interface” con muchas opciones de configuración en FCPX se pueden activar o desactivar paneles para acomodarse a diferentes gustos y proyectos, haciendo sólo visible lo necesario para cada momento o espacio de trabajo.

  • Mitos sobre FCPX.

Unas cuantas frases y dudas que me he encontrado durante cursos, trabajando o charlando con compañeros sobre FCPX. Unos son buenos argumentos o dudas y otras no tanto.

  • -“En otros programas no hay que transcodificar el material en la ingesta como en FCPX para poder trabajar”.

Esto suele ser una creencia habitual, ya que en FCPX no hay que transcodificar nada si el codec usado es soportado por el “software. Si trabajas con un codec soportado por FCPX puedes arrastrar el material directamente a la línea de tiempo sin tener que convertir nada. Otra cosa es que sea mejor transcodificar a Prores por ser un codec muy eficiente para la edición en Final Cut Pro X.

En entornos de trabajo con equipos de Apple transcodificar el material a Prores es habitual y aconsejable, ya que cualquiera que trabaje y se mueva por el mundillo con un entorno Mac sabe de las bondades del Prores y sus variantes, pues su finalidad es hacer un flujo de trabajo más eficiente en su totalidad escogiendo el Prores adecuado al proyecto y a la potencia del equipo. Es decir pasar todo el material a un codec más eficiente según el proyecto. Pasar a Prores en la ingesta o incluso a “posteriori” agiliza mucho el render y el playback en la edición y aplicación de efectos o títulos, sobre todo si tenemos equipos modestos o para offline.

Al final el cómputo general del tiempo de trabajo es positivo y en la suma total del tiempo de trabajo, lo que se perdía en la ingesta con Final Cut Studio, se ganaba en el tiempo de “render”. Escribo “perdía” porque otro detalle al hacer una transcodificacion a Prores en FCPX en la ingesta del material (o a posteriori) es que se puede realizar en segundo plano, así que mientras haces “el primer corte” en la línea de tiempo todo el material se transcodifica en segundo plano sin tener que esperar. Es decir, si hubiera que hacer una transcodificación tampoco es problema a día de hoy ya que el material está disponible desde el minuto uno para trabajar mientras se hace la ingesta y se pasa a una de las opciones de Prores. Al final es más cuestión de conocer el codec, resolución y equipo con el que se trabaja y las posibilidades de usarlos de una forma eficiente juntos.

Antiguamente con el “viejo Final”  si no hacías una transcodificación del material por norma general ese tiempo ahorrado al inicio se perdía en parte o gran parte en el render. Por un lado debido que al usar el codec de la cámara (generalmente un códec de distribución) no es lo más adecuado para la reproducción de ese material y al hacer un “playback” en tiempo real, editar, aplicar efectos, títulos o aplicar transiciones era insufrible si no tenías en equipo muy potente que evitara hacer render a cada cambio… Hoy en día trabajar con 1080 ó 720 es habitual en equipos medianamente potentes sin tener que transcodificar nada y FCPX está muy optimizado para trabajar con gran cantidad de codecs, material de diversas cámaras y formatos. Los problemas a día de hoy vienen más de los nuevos formatos en bruto y propietarios de cada cámara como son el  denominado “Raw” y los diversos tamaños como el 4, 5 o 6K.

roughcut

  • -“El interface me parece infantil o no me gusta”.

Esto son dos “argumentos” habituales que suelo escuchar. Hay que considerar que el software cada vez se hace más sencillo, que no simple. Desde los inicios de picar de código hasta que a alguien se le ocurrió un interface gráfico hasta hoy los interfaces abigarrados llenos de opciones “apelotonadas” y cientos de botones tienen los días contados. Adobe, Apple, AVID cada vez facilitan más las cosas para que la gente se centre en lo que realmente importa, la historia a contar. No pensamos en las plumas que escriben obras literarias o poesía o tampoco se nos ocurre pensar que una guitarra toca canciones bonitas, lo importante es la persona que hay detrás de esa herramienta.

Al final es una cuestión de gustos, si no gusta el interface pues no gusta, nunca llueve a gusto de todos, pero que no haya más argumentos que este me parece pobre como para no dar una oportunidad a un software. Para mi el espacio de trabajo de Scratch en su momento me parecía horrible. El “Construtc” me parecía la cosa menos intuitiva del mundo y ahora me parece una herramienta fabulosa y no puedo vivir sin el.

  • -“FCPX esta lleno de “automatismos que no dejan trabajar al operador”.

FCPX tiene varios automatismos que te hacen la vida más fácil, pero todos ellos se pueden activar o desactivar y dejar FCPX sin ningún automatismo activado, tanto en la ingesta como en la línea de tiempo. El “skimmer” es el “playhead” que se mueve siguiendo el puntero del ratón por la línea de tiempo. Me parece una buena opción a día de hoy y cada vez más softwares lo están incorporando, pero si quieres puedes desactivar todas las opciones de la línea de tiempo como el “snaping”, el “skimmer”, el “clip skimming” y usar la herramienta “posición” y la línea de tiempo de FCPX se convierte casi en un editor clásico.

En cuanto a los automatismos de la ingesta se puede crear en la ingesta el material optimizado, los “proxies”, un análisis de balance de blancos, analizar el audio, crear metadatos del material con los distintos tipos de clips, agruparlos por el número de personas, si necesitan estabilización, mejorar el audio… todos los parámetros se pueden activar o no en la ingesta, realizarse a posteriori o no usarlos.  No hay que activar todas estas opciones si no quieres, ya que por defecto puedes dejar las preferencias que desees para la importación del material y seleccionar uno o varios de estos parámetros o dejar todo sin activar.

Color

  • -“FCPX no puede usarse para trabajar en entornos profesionales”.

Esto último era el mantra que se podía escuchar hasta en algún curso de FCPX por parte del profesor ¡alucinante!. Como se ha comentado ya hay películas, televisiones, periódicos, “freelances” o empresas usando FCPX en sus trabajos y no desde la versión 10.1 si no antes. La mejora en el uso de una SAN en la última actualización ha sido importante, mejorando la forma en que gestiona los alias del material FCPX para poder usar las SAN de una forma más lógica y no crear duplicados ni problemas a la hora de editar al operador.

Siempre queda la discusión de lo que “es” o “no es” profesional, pero al fin y al cabo lo que cada uno usa son las herramientas que mejor se adaptan a sus necesidades y FCPX está abarcando varios usuarios que antes ni se les hubiera ocurrido tocar un editor además de los anteriores usuarios.

  • -“FCPX no admite material de diversos formatos ni tamaños”.

No se muy bien de dónde ha salido esta afirmación que me ha llegado en varias ocasiones de editores con experiencia. FCPX soporta material en su línea de tiempo de varios códecs de diversas cámaras y diferentes tamaños mezclados sin problema alguno.

OpenCL

  • -“FCPX no soporta CUDA”.

Esto es cierto. FCPX se basa en OpenCL, que por decirlo de alguna manera es el némesis de CUDA, aunque más que CUDA u OpenCL se basa en el poder la/s GPUs (la/s gráfica/s). Para un buen rendimiento y poder usar esta tecnología se necesita un sistema operativo que soporte OpenCL, la gráfica de rigor y que el software esté optimizado para esta tecnología.

Lo que hay que tener claro es que la tecnología CUDA de Nvidia es una tecnología propietaria de esta empresa, con todo lo que conlleva. Si la empresa quiebra o le da por acabar con esa tecnología… acabas con un palmo de narices. OpenCL es un standard abierto promovido por Apple en colaboración con Nvidia, AMD, IBM y Qualcomm en sus inicios a las que se han unido otras y cualquiera puede trabajar con ella y desarrollarla (a día de hoy bajo el soporte del grupo Khronos compuesto por varias de las compañías citadas). Esto siempre es una ventaja, ya que las empresas vienen y van pero el standard permanece disponible. De hecho Adobe, que sus programas funcionan muy bien con CUDA, están adaptando varios de sus softwares a OpenCL dando soporte a todos los usuarios de las diversas GPU y no de una sola marca, un gran acierto por su parte y Nvidia también está comenzando con OpenCL ofreciendo las dos alternativas.

Captura de pantalla 2014-03-02 a la(s) 13.21.49

Hay softwares más optimizados para CUDA y otros para OpenCL por lo que al final estás un poco vendido a una marca de gráficas dependiendo del programa que uses, pero la industria avanza a tecnologías abiertas y la experiencia nos dice que un standard de facto puede no serlo tanto en poco tiempo sobre todo los que van asociados a una empresa, que se lo digan a “Combustion” hace años o la tecnología Flash de Adobe cuando Apple lo dejo de lado y todos nos llevamos las manos a la cabeza (a día de hoy incluso Adobe no la tiene ya entre sus prioridades). En resumen CUDA tiene un buen rendimiento no porque sea mejor que OpenCL, si no porque Nvidia la empresa propietaria está haciendo un buen trabajo y ha entrado antes en el mercado con diversas empresas y sus softwares que se han optimizado mucho antes y durante más tiempo para CUDA, pero OpenCL puede hacer lo mismo si el software se optimiza para esa tecnología, unido a que abre más el software a más ordenadores ya que además de AMD lo pueden usar en Nvidia y no sólo una marca como pasa con CUDA.

FCPX está optimizado para el uso de las GPU por lo que las gráficas que poseas son de gran importancia para acelerar el rendimiento en cuanto a reproducción y playback, unido al “Grand Central Dispatch”, otra de las tecnologías soportadas en FCPX para el aprovechamiento de todos los “cores” de tu procesador. En resumidas cuentas es el software y su optimización, que esté bien programado, para que sea capaz de aprovechar estas tecnologías para poder trabajar cómodamente sin tener que recurrir a equipos propios de la NASA. Por ejemplo desde Davinci Resolve 8 se incorporó la tecnología OpenCL para poder trabajar hasta 1080p en su momento. No era tan potente como CUDA pero abrió la opción usar el software a muchos más equipos y en las siguientes versiones se ha ido mejorando el rendimiento.

Captura de pantalla 2014-03-02 a la(s) 02.44.08

  • -FCPX no posee pistas.

Un buen argumento sobre todo de cara a la exportación del proyecto para la edición del audio. Hay soluciones para el tema del audio bastante interesantes a modo de aplicaciones en la Mac App Store, pero no me parece lo adecuado y la integración con Logic Pro X aun está verde y más viniendo de Soundtrack Pro.

El hecho de que FCPX como editor no posea pistas en sí mismas no es un problema una vez te acostumbras a el, no es que sea ni mejor ni peor, es diferente, pero una vez dominas las herramientas y atajos típicos FCPX se convierte en una “navaja suiza” por la sensación de rapidez y agilidad que transmite la línea de tiempo con la “Primary Storyline”. La gran mayoría después de meses de trabajar con FCPX al volver a usar otro editor más “tradicional” suelen quedarse con la impresión de lentitud respecto a FCPX.

Captura de pantalla 2014-03-02 a la(s) 03.03.25

  • -“Un software tan barato no puede ser profesional…”

Esto al hilo de una de las afirmaciones anteriores. Por un lado el software es muy asequible, como en su momento lo fue Apple Color o como lo es ahora DaVinci Resolve o una cámara Blackmagic, pero esto tiene trampa ya que para crear un ecosistema con garantías a la hora de trabajar hay que gastar mucho más dinero. En el caso de Apple la trampa está en el hardware, no como una trampa en sí misma, ya que parte de la estabilidad se debe a esto, si no que para poder usar el programa necesitas un Mac siempre si o si, por lo que no son equipos asequibles, sobre todo las configuraciones tope de gama.

Al respecto de juzgar un software por el precio no lo doy mucha importancia ya que Resolve es gratuito a día de hoy y a nadie se le ocurriría decir semejante cosa. Lo que sí hay que tener en cuenta es que en torno a ese software o cámara hay un gasto que es necesario, como el Mac en Apple, un monitor para corrección de color, más una raid, gráficas potentes, el propio Mac y unos cuantos accesorios más en el caso de Resolve y en el caso de la cámara, ya sea una Blackmagic o una Canon HDSLR hacen falta bastante más del presupuesto de la cámara en accesorios para poder trabajar con un mínimo.

Artículo escrito para www.zerounos.com

Miguel Cobo © 2014

 

FCP X 10.1: Trucos y consejos 9ª Edición

Unos cuantos trucos y consejos para FCPX.

CMDDesktop

-Cuando importas material a FCPX en la pantalla de importación hay varias opciones de selección de directorio. Podemos añadir varios directorios a favoritos para tenerlos más accesibles por su frecuencia de uso. Por defecto siempre aparece el “escritorio” entre los directorios de “favoritos” y para seleccionarlo rápidamente sólo hay que pulsar “CMD+D”. Este atajo es heredado de Aperture y común a muchas otras aplicaciones de Apple como otros tantos atajos de teclado.

Captura de pantalla 2014-01-26 a la(s) 01.30.42

-Seguimos con la importación. Una de las formas de importar material a FCPX es arrastrar archivos desde “Finder”, el escritorio, la tarjeta conectada al Mac… al proyecto o la línea de tiempo. Con este método de arrastre FCPX posee dos opciones para tratar ese material al importar. Una opción es importar todo a la biblioteca de FCPX y la otra que todo el material permanezca en su lugar original y sólo se creen enlaces (alias) a esos archivos. Se pueden variar estas dos opciones en las preferencias, pero hay un truco para saber cual de estas opciones está activada cuando se usa la opción de importar arrastrando desde “Finder” sin tener que mirar en las preferencias o tener que ir a las opciones para cambiarlo si nos hace falta la otra opción.

Captura de pantalla 2014-01-26 a la(s) 01.31.13

 -En FCP X al importar el material puedes dejar los clips en su lugar de origen o importarlos a la biblioteca de FCPX y la forma de saber cual está activada es por el icono que aparece al elegir el destino de ese material. Si está seleccionada la opción de importar el material a la biblioteca de FCPX veremos un símbolo “+” de añadir al proyecto. En cambio si tenemos activada la opción de dejar el material en su lugar de origen veremos el icono del “alias”, la flecha que muestra que es un clip “reverenciado”, que no se importará a la biblioteca de FCPX (como se ve en la captura superior).

-Cuando usamos el método anterior de importación de arrastrar archivos podemos anular el método que tengamos activado en las preferencias y usar la otra opción sin tener que entrar en las preferencias a cambiarlo con la consiguiente pérdida de tiempo. Si tienes activada la opción de “añadir a la biblioteca de FCPX”, es decir ves el icono del “+”, si mantenemos pulsados “CMD+ALT” (o sólo “CTRL” funcionan los dos) veremos como el icono del “+” cambia a la otra opción del “alias”.

-Si por el contrario tenemos la opción de no importar el material a la biblioteca y dejarlo en el lugar de origen, veremos el icono de referencia del “alias” de Mac. Mantenemos pulsado “alt” y al igual que antes veremos cambiar el icono de referencia por el del “+” y todo sin tener que ir a las preferencias y dejando activada siempre nuestra opción preferida para trabajar.

-Otro detalle del menú de navegación de los proyectos y carpetas es que al arrastrar material desde “Finder” u otras aplicaciones es que al pasar sobre ese proyecto o carpeta con el material seleccionado veremos como el triángulo del proyecto o carpeta parpadea azul y se irán abriendo todos los directorios.

4k

-En los efectos ahora hay material preparado para 4K, pero no todos los efectos lo están. Para ver sólo los efectos preparados para 4k tenemos un “checkbox” que podremos activar en la pestaña de los efectos. Sólo estará visible esta opción cuando estemos trabajando en un proyecto a 4k.

Notas

-Las notas son una gran herramienta para los metadatos, las búsquedas u organizar el material, pero en muchas ocasiones al escribir demasiado en ellas (o usar el dictado como ya he comentado en otras ocasiones) no se ve la nota completa. Con sólo pasar el ratón por encima del cuadro de la nota podremos leer siempre la nota sin tener que seleccionar nada ni variar el tamaño de las columnas de los metadatos de los clips.

MetadatosFAV

-Usa los metadatos de Favoritos y Rechazados como una nota más para añadir información y enriquecer los metadatos y no sólo como una selección de rangos de los clips. La opción de seleccionar subclips y crear rangos de favoritos y rechazados en todos los clips también pueden ser editados sus nombres y no sólo mostrar la típica selección con el nombre de favorito o rechazado. Puedes usarlos para crear tus rangos de tus clips aprobados o utilizados para un determinado proyecto o selección.

Audio

-Cuando tenemos seleccionada la opción de mejoras de audio en el inspector, de forma automática se va analizar cualquier clip que seleccionemos el storyline. Si no hacemos selección de ningún clip veremos como el material que se encuentre debajo de la línea de reproducción (o con la nueva marca de la “bola” en el “playhead” que nos indica el clip seleccionado) será el analizado. Si mueves el “playhead” (no el skimmer) por el timeline verás como se van analizando todos los clips a medida que los seleccionas o pasas por encima de ellos.